Coronavirus en San Diego

Madre y padre mueren por COVID-19 a sólo minutos de diferencia

Tras 50 años juntos, ni la muerte los separó.

Telemundo

SAN DIEGO- El coronavirus nos ha obligado a ver toda clase de tragedia, perder a un ser querido es sumamente difícil, pero perder a dos, y con solo unos minutos de diferencia es algo inimaginable que la familia Estrada no le desea a nadie.

Ahora, sus padres ya no están aquí, una trágica historia que es un ejemplo del amor verdadero.

"Nunca creí perder a mis dos padres tan pronto, y luego a los dos es muy difícil", dijo Guadalupe Estrada, de Barrio Logan. Y es que ambos perdieron una larga batalla contra el COVID-19.

“Les faltaban dos - tres años para su matrimonio de 50 años, se conocieron de 11 y 16 años", señaló Juan Estrada, cuyos padres pasaron toda una vida juntos que culminó en enero. "Es un sufrimiento muy grande".

Los padres llegaron llenos de dolor al hospital en diciembre. Y los hijos tuvieron que tomar la decisión más difícil de sus vidas.

“Mi mamá nunca quería estar así, siempre nos decía, 'mija nunca me dejen estar entubada, como vegetal no quiero vivir así mi vida, déjenme ir", contó Guadalupe Estrada, sin poder contener las lágrimas.

Médicos advierten de no bajar la guardia

Los hijos respetaron su decisión, sin saber lo que les esperaba. "Cada quien en su cama pero agarrados de la mano así se fueron los dos, mi papá se fue a la 1:23 y mi mamá a las 2:05", contó.

Sólo 39 minutos es lo que la madre de Guadalupe y Juan Estrada pudo estar sin el amor de su vida con quien pasó casi 50 años.

“Si uno hubiera vivido y el otro no, no iban a poder vivir sin ellos juntos porque su amor fue grande. Sabemos que ellos están bien y eso nos da paz y tranquilidad", dijo el hijo.

Esa tranquilidad es la que los hijos encuentran ahora al visitar a sus padres en donde seguirán estando juntos hasta la eternidad.

“A veces perdemos batallas no siempre podemos ganar pero esas batallas aunque las perdamos son ganancias porque ahora ellos están sin dolor y juntos", señaló uno de sus hijos.

Una triste historia pero sin duda el perfecto ejemplo de lo que es amor eterno y cómo si está perdida no fuera suficiente para la familia Estrada, en estos momentos, ellos ruegan que su hermano se recupere tras haberse contagiado de COVID-19.

Esta historia también es una prueba de que la pandemia aún esta entre nosotros  y no debemos de bajar la guardia.

Contáctanos