El siguiente contenido ha sido creado en colaboración con Palomar Health. Este contenido no representa las opiniones del equipo editorial de Telemundo San Diego. Haz clic aquí para conocer más sobre Palomar Health.

Si recibes un diagnóstico de cáncer de mama el día de hoy, las probabilidades de supervivencia son a menudo mayores. Los avances en la medicina y los chequeos regulares no sólo han mejorado la detección temprana, sino que también han preparado el camino para opciones de tratamiento más eficientes. En otras palabras, hemos avanzado mucho desde los tiempos en el que el cáncer se trataba con opio y aceite de castor, pero la comunidad médica continúa con la tarea de informar lo más posible para reducir el riesgo en general y mejorar las probabilidades de supervivencia entre las mujeres afectadas.

Érase una vez

Por su forma de manifestarse en tumores fïsicos, el cáncer de mama ha existido por más tiempo que cualquier otro tipo de cáncer. Su descubrimiento tuvo lugar en el Antiguo Egipto en 1500 AC. Hasta 1757, la mayoría de los médicos y cirujanos consideraban que un paciente de cáncer era incurable una vez hecho el diagnóstico, idea que persiste hasta el día de hoy, alimentando el miedo a la enfermedad.

A medida que comenzaron a surgir tratamientos, muchos médicos realizaron cirugías radicales para controlar la enfermedad localmente. Este enfoque eventualmente se convirtió en la cirugía preventiva que hoy conocemos como lumpectomía. Sin embargo, tratar el cáncer de mama localmente no significa que la células cancerígenas puedan ya haberse propagado por el resto del cuerpo, dependiendo de qué tan avanzada esté la enfermedad.

Cáncer de mama hoy

Uno de los avances clave frente al cáncer de mama es la mamografía, la cual utiliza rayos x para ver dentro del seno y detectar alguna posible anormalidad o tumor. La detección temprana es clave en la mayoría de tipos de cáncer, y el cancer de mama no es la excepción—los profesionales de salud recomiendan que las mujeres empiecen a hacerse mamografías a partir de los 40 años, o incluso antes para aquellas mujeres con altos factores de riesgo como un historial familiar de cáncer o sobreexposición a la radiación.

Además de la detección y prevención, los avances tecnológicos y médicos han permitido una variedad de opciones de tratamiento, las cuales incluyen la cirugía, radiación, quimioterapia, terapia hormonal y terapia dirigida. La detección temprana también juega un papel importante en este caso, ya que incrementa las posibilidades de que los tratamientos escojidos tengan más exito. A veces, los médicos le permiten a la paciente tomar las riendas de su propia salud y elegir qué tratamiento seguir en medio de un momento tan desestabilizador. Pero por supuesto, esto depende de la condición de la paciente y su equipo médico.

Algunas cosas nunca cambian

Aunque la medicina ciertamente ha avanzado en los últimos siglos y continúa haciéndolo hoy, algunos mitos y antiguas leyendas permanecen. Algunos de los mitos falsos pero dominantes incluyen los siguientes:

  • Usar sostén puede causar cáncer de mama: Muchos argumentan que el alambre puede restringir la circulación del flujo linfático y de ese modo, acumular sustancias tóxicas en el tejido mamario. Sin embargo, no existe evidencia que pruebe la veracidad de este mito.
  • Si tienes cáncer de mama, sentirás un bulto en tu pecho: Aunque este suele ser el caso muchas veces, no siempre es cierto, en especial cuando el cáncer recién se está desarrollando. Sin embargo, muchas personas creen en este mito y evitan hacerse sus mamografías. En muchos casos, para cuando una mujer siente un bulto en el pecho, puede que ya sea demasiado tarde.
  • Los implantes de seno aumentan tu riesgo: Aunque no exista evidencia que pruebe esto, puede que en estos casos tu médico requeira rayos x adicionales para examinar el tejido mamario con más facilidad, ya que las mamografías regulares no siempre detectan anormalidades tan eficientemente cuando la mujer tiene implantes.
  • Las mamografías causan que el cáncer de mama se propague más rápidamente: Nuevamente, esto nunca ha sido probado. Las mamografías usan una dosis muy baja de radiación y poca presión y son críticas para detectar el cáncer de una manera temprano.

Conoce tu riesgo

Los síntomas del cáncer de mama pueden variar entre sus pacientes, pero los más comunes incluyen hinchazón, cambios en la textura de la piel, bultos en el pecho o alrededor de las clavículas o axilas y dolor en el seno o pezón.

Ciertos factores también aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Los principales y más communes incluyen la edad avanzada, historial personal o familiar de cáncer de mama (u otras condiciones en los senos), exposición a la radiación, obesidad y sobreexposición al estrógeno y la progesterona durante la vida de una.

Para disminuir el riesgo en las mujeres, los doctores recomiendan llevar una vida objetivamente sana: ejercitarse casi todos los días, mantener un peso saludable y seguir una dieta saludable y balanceada. Sin embargo, este es tan sólo el primero paso, por lo que es imperativo programar mamografías regularmente y hacerse autoexámenes una vez al mes.

No pongas en riesgo tu salud y toma las riendas. Los expertos de Palomar Health están esperando para ayudarte a resolver cualquier duda que aún tengas sobre el cáncer de mama, su detección, prevención o factores de riesgo. Haz clic aquí para conocer más sobre Palomar Health.

Contáctanos