The Kabbs

Tiempo de pedir the Kabbs

The Kabbs soltó un álbum homónimo en Bandcamp hoy.

The Kabbs performing at Bar Pink
Sarah Sanaee

Fue hace casi una década cuando estaba en el Casbah y conocí a Brian Clinebell. El líder de the Kabbs estaba jugano billar, y lo escuche hablando sobre el club, sugiriendo que la programación era bastante insular, lamentándose que las nuevas bandas no podían conseguir una tocada. Seguí insistiendo un poco antes de admitir que yo, en efecto, trabajaba en el bar, y sus ojos se pusieron enorme como diciendo, “ups, que dije”.

En una junta con el dueño del Casbah Tim Mays y el programador y personalidad de radio local (y contribuyente de SoundDiego) TIm Pyles más tarde esa semana, compartí la historia. Para ser honesta, estaba irritada. ¿Cómo se atreve Clinebell a decir tales cosas sobre el amado Casbah? Pero inmediatamente ambos Tims sugirieron darles un concierto propio a the Kabbs.

“Creo que, era un jueves y estábamos vueltos locos”, me dijo Clinebell recientemente. “Solo teníamos siete canciones y éramos los titulares”.

Nos adelantamos al 2020 y la banda está soltando un álbum homónimo el viernes vía Bandcamp que se grabó en el 2019 en varias sesiones en el afamado estudio Earthling Studios con la leyenda local Mike Kamoo y masterizado por Rafter (Roberts).

“Se esparció a lo largo de un año porque teníamos que repartir las sesiones [por finanzas, tiempo y otras razones], pero fueron sesiones sólidamente construidas….”, me dijo el baterista T.S. Ward. “Tal vez fueron tres días completos para grabar todo el disco”.

“Somo suertudos porque todos trabajamos bastante bien juntos, [y] rápidamente”, agregó Clinebell. “Casi todo lo que hemos trabajando ha sido así.”

Todo en el nuevo lanzamiento se grabó en vivo, como es a menudo el caso con Kamoo y Earthling Studios. 

“Nos echamos como tres tomas con cada canción, ...no es algo tan prolífico como par que dijéramos, ‘OK, vamos a escribir 50 canciones, vamos a cortarle la grasa y dejaremos las 10 mejores”, dijo Ward. “No es así para nada, porque somos bastante específicos sobre las partes.”

Cabe destacar que el trabajo de Ward es administrar y dar clases en School of Rock, donde es la mente maestra detrás de todos esos geniales tributos a bandas locales, y también ha estado en muchos otros grupos de San Diego, incluyendo a Oh, Spirit!, una banda que también incorpora al bajista de the Kabbs, Ryan Combs, como líder.

Durante la cuarentena, todos los miembros de la banda han podido mantener sus trabajos. Clinebell continúa haciendo diseño gráfico par sus clientes, como Sharp Healthcare, desde casa. Ward ha continuado sus deberes en School of Rock con lecciones individuales vía Zoom. El vocalista y guitarrista Kyle Whatley trabaja como planificador para MTS y pasa sus días re-trabajando rutas de autobuses y tránsito basadas en servicios críticos y demanda. Y Combs continúa su trabajo para Hess Brewing, que ha pivotado a hacer sanitizador de manos y venderlo en la banqueta.

Encima de todo eso, antes de que las cosas realmente cerraran, Clinebell se comprometió y Ward se convirtió en padre de gemelos.

Evidentemente, están muy ocupados.

No creo que mi encuentro fortuito con Clinebell hace tantos años haya sido coincidencia. A principios del año, North Park Main Street me contrató para programar el Festival de Música y Arte North Park del 9-10 de mayo. The Kabbs declinaron cortésmente porque tenían una oferta mejor. 

“Estamos esperando confirmación de Tim Mays”, me contestó Clinebell en un correo electrónico en enero. “Se que los muchachos querían tocar en el festival también...pero no queremos echar a perder nuestro concierto de lanzamiento”.

Tal vez en el futuro, cuando la capacidad para tocar música en vivo regrese, podrán tocar en ambos.

Contáctanos