Anuncian cierre de la bodega cerca de la frontera que habita migrantes

Tijuana – Poco a poco se va esclareciendo lo que sucedió en la bodega que alberga a migrantes cerca del centro deportivo Benito Juárez en Tijuana la víspera de Navidad.

Con el descenso de las temperaturas en la ciudad, preocupa que más de 100 migrantes se puedan quedar en la calle tras el anunciado cierre de la bodega que los albergaba en la zona norte de Tijuana.

“Yo solo me imaginé que iban a aventar bombas lacrimógenas”, dijo Jeni Cantareno, originaria de honduras quien llegó a la frontera con la caravana migrante.

Según los coordinadores, la Nochebuena hubo un disturbio.

“Metieron cerveza de contrabando y marihuana y comenzaron a fumar y a tomar adentro”, dijo Lourdes Lizardi, coordinadora del albergue Contra Viento y Marea.

Dijeron que les fue imposible controlar la entrada y en la confusión del 24 de diciembre migrantes del Barretal se instalaron en las tiendas de campaña.

“Se les estuvo diciendo que no podían estar aquí”, dijo Lizardi.

Los integrantes de la caravana dijeron que escucharon golpes antes de la media noche.

“Pasó un muchacho y nos dijo que nos saliéramos de las casitas, nos salimos y ya venían los policías con las pistolas en las manos”, dijo Alejandra Lemus, migrante de El Salvador.

El jueves, el albergue Contra Viento y Marea en la bodega continúa abierto. Sin embargo los organizadores dijeron que el cierre programado no está relacionado al incidente de Nochebuena.

Los alrededor de 120 personas que habitan en la bodega recibieron un plazo de 10 días para buscar otro lugar donde vivir.

Contáctanos