Coronavirus

El coronavirus les arrebató a sus padres: desesperada búsqueda por la vacuna

Telemundo

SAN DIEGO – Sus padres murieron a causa del coronavirus en la misma noche y ahora están desesperados recorriendo varios centros de vacunación en busca de la vacuna contra el COVID-19 para así evitar correr con la misma suerte que sus padres.

Para Cynthia Rodríguez y su hermano Juan, la despedida de mariachi en el cementerio el pasado 17 de febrero es una que jamás van a olvidar.

Juan Manuel Rodríguez y Blanca Rodríguez, ambos de 67 años y residentes de Nestor, padecían de diabetes y contrajeron el coronavirus a principios de febrero a pesar de que, según la familia, “casi no salían de la casa”.

Poco después tuvieron que ser hospitalizados debido a que tenían problemas para respirar. Ambos fallecieron la misma noche con cuatro horas de diferencia luego que les fallaran los pulmones, el cerebro, los riñones y el corazón, según sus hijos.

“Sabemos como es morir de COVID porque yo miré a mi mamá morir de COVID y es algo que todavía me da pesadillas pensar en eso”, dijo Rodríguez, la hija menor de la pareja, quien lamenta lo cerca que estaban de haberse salvado.

“Ya merito los vacunaban, tenían una semana que esperar, pero se murieron antes, una semana antes, no más una semana”.

Ahora mientras los acecha el dolor solo hay una cosa que anhelan en este instante.

“Queremos una vacuna los dos porque no, no, es algo horrible”.

 Los hermanos Rodríguez aún no califican para recibir una vacuna, pero han estado visitando varios centros de vacunación en San Diego con la esperanza que haya una extra, ya que ambos padecen de enfermedades que los hacen vulnerables.

“Fui al sitio de Kaiser el otro día, estuve en la lluvia como dos horas esperando y sí dejaron entrar a siete personas, pero no me tocó a mí. Falté solo por tres personas nada más”, dijo Juan Rodríguez.

Cada vez que han estado en fila, no han tenido suerte, pero no se dan por vencidos.

“Creo que es algo que mi papá y mi mamá quieren que hagamos nosotros para cuidarnos y que no le pase a otra persona, porque ya se nos fueron dos de la familia y si se nos va otra persona no creo que esta familia va a seguir igual o a aguantar”, dijo Juan Rodríguez.

Esa ilusión que sus padres tenían de vacunarse es la misma que sienten ellos, pero tienen la esperanza que las largas horas de espera y la desesperación que sienten cada vez que están en las filas, valga la pena.

“Ya es mucho tiempo, casi un mes esperando, esperando y que no nos dan la vacuna, pero vamos a seguir tratando”, dijo

UC San Diego Health, quien se encarga de la super estación de vacunación de Petco Park, informó a TELEMUNDO 20 que comúnmente las dosis que sobran, primero van directamente a aquellos que se encuentran en la lista de prioridad, como los voluntarios, policías y bomberos y si ninguno de ellos responde a la vacuna, se la administran a aquellos que están a la espera, pero no ocurre a menudo, así que le piden paciencia a la comunidad.

Contáctanos