Forense testifica sobre la muerte misteriosa de una mujer en una mansión

Adam Shacknai llamó al 911 el 13 de julio de 2011 y denunció la muerte como un suicidio, dijo el abogado de los demandantes, Keith Greer.  Argumentó que nadie que hubiera visto a Zahau en el estado que la encontraron (desnuda, atada y colgando de un balcón) diría que se hubiera suicidado.

En las declaraciones de apertura, el abogado defensor Dan Webb dijo que los agentes de la ley ya han investigado el caso y llegaron a una conclusión. Su cliente no tuvo nada que ver con eso.

"Las huellas digitales de Adam Shacknai no se encontraron en ninguna parte", dijo.

No hay caso criminal

El Departamento del Alguacil de San Diego está convencido que  después de una investigación exhaustiva, la muerte de Zahau fue un suicidio.

El abogado de Shacknai dijo que su cliente llegó a San Diego desde Nashville el 12 de julio para mostrar apoyo a su hermano después del accidente de Max.

La noche antes de la muerte de Zahau,  Adam y Zahau dejaron el hospital juntos y manejaron de regreso a la mansión.

Shacknai se alojaba en la casa de huéspedes y se fue a las 6:45 a.m. del día siguiente, según su abogado. Fue entonces cuando notó a Zahau colgando del balcón, dijo Webb.

Su cliente testificará en el juicio sobre los eventos previos al día en que encontró a Zahau, dijo Webb. También dijo a los jurados que recibirían noticias de múltiples agentes del orden público.

Webb dijo que también contarán con un experto que declare que el comportamiento de Zahau en las semanas previas a su muerte incluye factores de riesgo que son consistentes con el suicidio.

La familia de Zahau demandó para que se reabriera el caso en 2013.

Criticaron la teoría de los investigadores del alguacil de que Zahau se ató una serie de intrincados nudos en las manos a la espalda, se puso la soga en la cabeza y se tiró del balcón de la mansión.

Los investigadores del alguacil incluso lanzaron un video que dicen que muestra cómo se puede hacer.

Jonah Shacknai testificó en una deposición que los precios de las acciones de su compañía estaban "bajo sitio" debido a la investigación de la muerte, dijo Greer.  Jonah Shacknai fue fundador y CEO de Medicis, una compañía farmacéutica con sede en Scottsdale, Arizona.

La compañía de Jonah Shacknai fue vendida a otra compañía farmacéutica en septiembre de 2012 por  $2.8 mil millones.

Contáctanos