Coronavirus en San Diego

Iglesia de Chula Vista bajo escrutinio por posibles violaciones de distanciamiento social

En California, el gobernador, Gavin Newsom emitió pautas que sólo permiten transmisión en línea de servicios basados en la fe

Telemundo

CHULA VISTA- El video de las redes sociales que muestra a una iglesia de Chula Vista, viola potencialmente la orden de salud pública del condado de San Diego, pero la iglesia no ha recibido ninguna multa por parte de la policía.

La hija de un miembro anciano que estaba preocupada por su bienestar planteó preguntas sobre las prácticas de la iglesia.

El video en la página de Youtube de Hilltop Tabernacle, a veces, muestra al menos siete miembros de la iglesia en el púlpito mientras el pastor, Joel Buxton pronuncia un ardiente sermón. El video está fechado el 10 de mayo, aproximadamente seis semanas después de una orden del condado, que prohíbe las reuniones de cualquier tipo.

Los miembros de la iglesia no parecen estar socialmente distanciados y no usan protección facial.

Centros religiosos piden la autorización de su reapertura en los próximos días.

A veces, se puede ver a otros asistentes, pero el ángulo de la cámara hace que sea difícil determinar que tan separados están. No está claro cuántas personas están presentes.

Telemundo 20 San Diego dejó mensajes telefónicos y un mensaje en persona con un empleado de oficina en la Iglesia Hilltop Tabernacle, pero la iglesia no ha respondido para comentar sobre posibles violaciones de la orden de salud pública.

La policía de Chula Vista dijo que fueron contactados por un ciudadano con respecto a posibles violaciones relacionadas con COVID-19 en la iglesia.

Tres iglesias del sur de California que desean mantener sus puertas abiertas durante el brote de coronavirus demandaron el lunes al gobernador Gavin Newsom y otros funcionarios.

La principal preocupación fue sobre el servicio de celebración de la iglesia en el estacionamiento mientras los asistentes se quedan en su automóvil, según un portavoz de la policía. Los oficiales respondieron dos veces, pero los asistentes verificados estaban a seis pies de distancia y no emitieron multas.

El 10 de mayo, el día en que se publicó el video en cuestión, un supervisor de la policía respondió a la iglesia con respecto a los clientes que no usaban mascarillas o distanciamiento social dentro de la iglesia. Sin embargo, el oficial llegó después del servicio y no pudo verificar ninguna violación. No se emitieron multas.

“El pastor fue educado e informado sobre la necesidad de tener mascarillas/practicar el distanciamiento social”, dijo el teniente, Dan Peak, en un correo electrónico.

El escrutinio sobre la iglesia se produjo cuando otras iglesias en todo el país comenzaron a demandar a los estados y las jurisdicciones locales por violar los derechos de la Primera Enmienda para reunirse y adorar.

En California, el gobernador, Gavin Newsom emitió pautas que sólo permiten transmisión en línea de servicios basados en la fe.

El abogado, Dean Broyles que no está conectado con Hilltop Tabernacle, representa a una iglesia en Lodi, que demandó a Newsom. Él dijo que el estado ha criminalizado la asamblea religiosa sin “fin a la vista”.

“Las iglesias definitivamente están siendo tratadas de manera diferente, y lo que es peor, como ciudadanos de segunda clase”, dijo Broyles.

Broyles dijo que los problemas de salud son legítimos, pero si las iglesias siguen las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los clientes son más seguros que en muchas tiendas grandes.

“Les animo a que se reúnan, pero les aconsejo que, bajo las órdenes estatales vigentes, se involucren en lo que yo llamaría ‘desobediencia civil con principios cristianos’. En otras palabras, podría haber un precio a pagar por su decisión de obedecer a Dios, sobre el hombre”, dijo Broyles.

Contáctanos