Coronavirus

Estudio: Policía de San Diego detiene y catea desproporcionadamente a minorías

Telemundo

SAN DIEGO – Cifras reveladas este jueves muestra las claras diferencias entre los hispanos que son detenidos por la policía de San Diego y la población blanca, según un estudio que se realizó en conjunto entre la policía de San Diego y el Registro de Justicia Nacional que se centró entre el 2017 y 2019.

El estudio busca definir donde los policías pueden mejorar sus prácticas diarias al lidiar con los distintos grupos étnicos. Y a pesar del trabajo que se ha realizado, aún queda mucho por hacer.

Según el alcalde de San Diego, Todd Gloria, necesitamos cambios para modernizar nuestro aparato policial en correspondencia con estos tiempos y las exigencias de nuestra comunidad.

 “Las personas de color siempre han sido tratadas poquito peor que otras personas”, dice José Ysea, portavoz de la ciudad de San Diego.

El jefe de policía David Niesliet dijo en una conferencia de prensa sobre un tiroteo en Gaslamp que dejó a una persona muerta y cuatro lesionados, que se verá mayor presencia policial en la ciudad derivado del aumento de la violencia.

 Para alcanzar esa equidad en el trato entre los policías y la comunidad, la agencia del orden se unió al registro de Justicia Nacional para analizar los exponer los incidentes donde pudiera haber existido tratos desfavorables con las comunidades de color.

De acuerdo con David Nisleit, jefe de la policía de la ciudad, desde un inicio sabían que el estudio arrojaría disparidad y causaría dolor a algunas comunidades de color de la región.

El estudio arroja que referente a una muestra de paradas de tránsito, las personas negras constituyeron el 14.8 por ciento de las paradas de tránsito, los latinos, referidos en la investigación como Latinx, el 33.5 por ciento y los blancos el 37.5 por ciento.

Un oficial del Departamento de Policía del Sureste de San Diego había terminado de responder a la llamada de un incendio cuando notó que dos niños jugaban baloncesto y decidió unirse a la diversión.

En resumen, personas negras experimentaron 3.5 más paradas de tránsito que personas blancas en el promedio anual.

“Ha habido problemas, y los ciudadanos que nos dicen que han visto discriminación. Entonces ya la ciudad y el departamento colaboramos con este centro para ver que eran los problemas, y como están los números para seguir mejorando”, explica Ysea.

Una vez parados, los negros fueron requisados 2.5 veces más que los blancos, y los hispanos 2.2 veces más que los blancos, a pesar de que esas revisiones produjeron menos resultados de contrabando que en personas blancas.

Según dijo el jefe de la policía, estas disparidades no significan necesariamente que exista discriminación, pero nos permite profundizar en el por qué existen y como las resolveremos desde la toma de decisiones operacionales y procedimientos estratégicos.

En cuanto a incidentes de uso de la fuerza, las personas negras estuvieron sujetas al uso de la fuerza por la policía 5 veces más que los blancos en un año, teniendo en cuenta la densidad poblacional de ambos grupos étnicos.

Este uso de la fuerza se aplicó 82 veces en menores latinos entre 3 y 14 años. 42 en los negros y 36 en los blancos entre esas edades.

Los tres usos de fuerza más comunes fueron apuntados con arma de fuegos, derribos, y restricción corporal.

Próximamente los residentes de San Diego tendrán la oportunidad de discutir los resultados del estudio con la alcaldía y el departamento de policía. Contarles sus experiencias con la uniformada y brindar ideas para mejorar el trato y la relación entre los policías y la comunidad.

Contáctanos