Coronavirus

Tamalera comparte su lucha contra la inflación esta Navidad

Telemundo

SAN DIEGO - La inflación ha llegado a su máximo histórico en casi 40 años, ya que los precios de bienes y servicios han incrementado cerca del 7% en el último año, según cifras del gobierno.

La inflación ha sido un golpe duro para los consumidores, pero esta Nochebuena hablamos con la señora Acela, quien decidió no aumentar el precio de sus tamales, aunque el precio de los ingredientes este por los cielos.

En lugar de celebrar, la señora Acela Ruíz se la pasa todo el día cocinando, “trabajando para sobrevivir”.

Durante la época decembrina incrementa la demanda de los tamales, pero la falta de ingredientes y el aumento de los precios afecta la producción de este platillo en algunos establecimientos de Barrio Logan.

“Fíjate que los tamales son bien complicados, son bien laboriosos”, cuenta Ruíz. “Desde rebanar el chile, cortar el queso, pelar el tomatillo y amasar la masa, se encarga de todo y pone manos a la obra…estuve toda la noche cociéndolos”.

Sin embargo, como todo ha subido y decidió mantener sus precios ahora tuvo que buscarse otro trabajo, “trabajo de noche, entro a la 1 de la mañana”.

Decidió que no era momento de subirle el precio a sus deliciosos tamales.

“No los quiero subir porque siento que tengo mucha compasión, yo veo mucha gente necesitada”, dice Ruíz.  

Tras incendios y cadenas de suministro

Necesidad que han sentido los consumidores, ya que los precios incrementaron casi en un 7% en solo un año, marcando la tasa de inflación anual más alta desde 1982 según cifras del gobierno. 

Seguín Ruíz, las dos libras de chile pasó de $.99 a $1.99, un aumento de precio que también nota el en las hojas de plátano, la masa y el queso, pero en especial la carne.

“Pero lo que es el pollo de agarrarlo a $1.29, $1.49 ahorita lo estamos agarrando a $3, la carne de res de $3 a $5”, dijo.

Economistas señalan que ahora estamos pagando el precio tras haber cerrado la economía por más de un año y medio. Más la cadena de suministro que ha perjudicado la producción y la distribución de ciertas cosas.

Así cómo por los problemas en la cadena de suministros

“Yo hace dos años antes de pandemia yo vendía $3,500 o $4,000 mil dólares”

“Los vendo a 2.50 el tamal y $25 la docena”, asegura y aún así dice sus ventas han caído a la mitad.

Ruiz reconoce que se verá obligada a incrementar para el próximo año debido a la inflación, pero no para esta Navidad.

“Cuando me dicen, ay está bien buenos los tamales, ósea me motiva y más ganas de me da de seguir con el negocio”

El sueño de doña Acela es poder comprarse un carrito con el que pueda vender los tamales en las calles de San Diego.

Por su parte, expertos esperan que la inflación se modere en el primer trimestre del 2022.

Los granjeros porcinos estadounidense pronto podrían enfrentarse grandes cambios
Contáctanos